CYT COMUNICACIONES

Visión 360° del cliente

Visión 360° del cliente

Imaginar una conversación con un amigo sin recordar nada de lo que nos haya contado o cuestiones básicas como sus gustos y preferencias, no es el escenario ideal para mantener una amistad.

En el ámbito de las empresas, pasa algo similar. El cliente satisfecho pasa a ser un amigo de la organización, en términos de la confianza y las expectativas depositadas.

Y, en los dos casos, cuidamos de no defraudarlos, ¿no es así?

Beneficios de una vista única del cliente

Conocer al cliente implica contar con las herramientas necesarias que nos permitan no solo recopilar información sino también poder cruzar datos, además de lograr adelantarnos a algún inconveniente antes de que se convierta en un problema.

En términos de venta, la omnicanalidad es una aliada al momento de segmentar nuestra cartera, su historial de compras, reclamos, antecedentes de pagos, y cualquier interacción que haya tenido con nuestra organización.

Herramientas como Orion Contact Center y su módulo Integra CRM se convierten en las soluciones integrales ideales para contar con una visión 360° de cada cliente, de manera simple y unificada, otorgándole una etiqueta de identificación individual que nos permite contar con toda la información correspondiente y relevante, no importa el canal por el que nos haya contactado (e-mail, redes sociales, webchat, telefónicamente, aplicaciones móviles o WhatsApp).

Desventajas de no contar con una vista única del cliente

Tratar a cada persona como única, marca la diferencia entre la personalización y la generalización de nuestra base.

Un cliente insatisfecho no solo comienza a perder su confianza en la empresa sino que se convierte en la peor publicidad que cualquier compañía quiere evitar. Las redes sociales y portales habilitados para descargar malas experiencias son la punta del iceberg, sabemos que las noticias  negativas se diseminan rápidamente.

El departamento comercial tiene la ardua tarea de conocer a cada cliente y adelantarse a sus necesidades, lo sabemos y lo vivimos diariamente. No contar con una visión única del cliente repercute en las ventas y en la planificación estratégica, además de generar una relación impersonal y pobre en datos que nos permitan cerrar tratos.

 

En resumen, ¡tratemos al cliente como tratamos a un amigo! Como mencionamos al principio, el cliente satisfecho se convierte en socio y aliado de la organización, la recomienda, y espera una experiencia positiva, eficiente y personalizada en toda interacción, independientemente del canal por el que se haya comunicado.

¿Tu Centro de Contacto está listo para hacer la diferencia?

Aquí encontrarás más información sobre nuestra solución integral: